INDEMNIZACIÓN POR ACCIDENTE LABORAL

Como abogado de accidentes laborales en Zaragoza, Huesca y Teruel, explicaré las partidas de indemnización por accidente laboral en caso de lesiones físicas.

En Ros Pelegay Abogados, actualizamos este artículo para resaltar el nuevo criterio que emplea la Sala de lo Social del Tribunal Supremo en relación con las cantidades que se pueden descontar en la indemnización por accidente laboral, y que se puede leer de su Sentencia de 17 de febrero de 2015, así como a la reciente aprobación del baremo de tráfico 2016 que se ha aprobado y publicado bajo la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del Sistema para la Valoración de los Daños y Perjuicios causados a las Personas en Accidentes de Circulación. DIcho baremos 2016 sirve para el cálculo de la indemnización por accidente laboral producido a partir del 1 de enero de 2016, y hasta que no se apruebe el baremo específico para accidentes de trabajo. Para los accidentes laborales ocurridos hasta el 31 de diciembre de 2015, seguirá aplicándose el baremo de tráfico aplicado durante el 2014 y 2015.

La primera partida de indemnización por accidente laboral que calculamos es el importe a indemnizar por el lucro cesante por la situación de incapacidad temporal por el accidente laboral. En este apartado debe incluirse la pérdida de ingresos económicos sufridos por el trabajador a consecuencia del accidente de trabajo. Para fijar el lucro cesante de la indemnización por accidente laboral, debe tenerse en cuenta la cantidad de salario que se ha dejado de cobrar durante el tiempo en el que se ha estado en situación de incapacidad temporal a consecuencia del accidente laboral. A dicho importe, debe descontarse el complemento que pueda haber pactado en convenio, como prestación voluntaria de Seguridad Social, para cubrir el 100% del salario del trabajador.

A modo de ejemplo, si un trabajador tiene una base reguladora diaria de salario de 100 €, y como consecuencia de accidentes laborales se le da la baja, cobrará el 75 % de su base reguladora diaria, es decir, 75 €. Por lo tanto, para fijar el lucro cesante de la indemnización por accidente laboral, habrá que multiplicar 25 € por todos los días de baja.

En relación con el lucro cesante al que tiene derecho el trabajador por el accidente laboral, hay que tener en cuenta que como nuevo criterio que fija la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, para la fijación de la cuantía de las indemnizaciones en la práctica sólo se podrá descontar los complementos que pueda haberse pactado en convenio, como prestaciones voluntarias de Seguridad Social para cubrir hasta el 100 % del salario, durante la incapacidad temporal. En cambio, en el cálculo de la indemnización por lesiones permanentes e incapacidad permanente por el accidente laboral, ya no se descontarán dichas prestaciones de seguridad social ni mejoras de convenio.

A demás de la indemnización por lucro cesante, el trabajador tiene derecho a la indemnización por accidente laboral por daño moral como consecuencia de la situación de incapacidad temporal por los accidentes laborales. Para su cálculo, si el accidente es anterior al 2016, debe estarse a la Tabla V del Baremo, atendiendo a si hay estancia hospitalaria por la que se cobra 71,84 € día, o no. En este último caso hay que estar a si la baja es impeditiva (58,41 €/día) o no (31,43 €/día). En el supuesto de que el accidente laboral se produzca en el año 2016, se indemniza como prejuicio personal básico con 30 € diarios para el caso de días no impeditivos; con 52 € díarios para el perjuicio moderado consistente en los días en que no se pueden hacer una parte relevante de las actividades (lo que antes se llamaban días impeditivos); 75 €  para el perjuicio grave consistente en la pérdida de la autonomía personal para realizar  una parte importante de sus actividades (son los anteriores días hospitalarios); y finalmente, el perjuicio muy grave valorado en 100 € diarios en el que se pierde casi la totalidad de la autonomía para realizar casi cualquier  actividad (ejemplo los días de ingreso en la UCI).

Ros_Pelegay_Abogados_Indemnizacion_Accidente_LaboralAdemás, el trabajador tiene derecho a la indemnización por accidente laboral por el lucro cesante por las secuelas permanentes a consecuencia de los accidentes laborales. En esta indemnización por accidente laboral se abona la pérdida de ganancia por incapacidades (no temporal), que implica la declaración de incapacidad permanente en alguno de sus grados. Por ello,  como abogado de accidentes laborales en Zaragoza, Huesca y Teruel, nos encargamos de tramitar y reclamar la situación de incapacidad permanente para nuestros clientes con el fin de que consigan la máxima indemnización posible. Para los accidentes laborales ocurridos antes 2016, se calcula mediante la tabla IV del Baremo de tráfico aplicable al 2015 y 2015. Para los accidentes ocurrido en el 2016, se utilizan las tablas 2.C del baremo de tráfico 2016.

Hay que tener en cuenta, que con el nuevo criterio de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, la indemnización por lesiones permanentes causadas por los accidentes laborales no pude ser objeto de compensación o descuento alguno con las prestaciones de seguridad Social ya percibidas ni con mejoras voluntarias y/o recargo de prestaciones. Dichas mejoras de convenios suelen estar aseguradas en compañías de seguros.

Al trabajador tiene derecho también a la indemnización por el daño moral por las secuelas físicas sufridas en el accidente laboral. Para su cálculo en los accidentes ocurridos antes del 2016, debemos remitirnos a las tablas III del Baremo, aplicando a su resultado los factores de corrección de la Tabla IV. Para los accidentes ocurridos en el 2016, es de aplicación las tablas 2.A y 2.B del baremo de tráfico 2016. Indemnización que tampoco se puede compensar con el importe de capital coste de incapacidad permanente y la indemnización pactada en convenio.

Finalmente, el trabajador tiene derechos a recuperar el coste de los gastos de farmacia y rehabilitación que haya tenido que pagar a consecuencia del accidente laboral, y normalmente también a cobrar el recargo de prestaciones de la seguridad social.

En el supuesto de que los accidentes laborales se produzcan sin culpa del empresario, se pueden reclamar Prestaciones de la Seguridad Social (Incapacidad Temporal o Incapacidad Permanente) y también mejoras voluntarias (no obligatorias) establecidas por el empresario a través del Convenio Colectivo, consistentes en el incremento hasta cubrir el 100% de la base reguladora del período de incapacidad transitoria y/o una cantidad a tanto alzado para supuestos de fallecimiento y para incapacidades permanentes.

Asimismo, también se puede pedir una indemnización por responsabilidad civil contra la empresa y su compañía de seguros por Incapacidad Permanente o Fallecimiento pactadas en Convenio Colectivo.

Recomiendo igualmente leer el los comentarios sobre la exención del impuesto a la indemnización por accidente laboral. Si tienes alguna duda al respecto, puedes ponerte en contacto con nosotros como abogado de accidentes laborales en Zaragoza, Huesca y Teruel.